Abogados clausula suelo para recobrar el dinero perdido

/

Abogados clausula suelo para recobrar el dinero perdido

Negocios y Compañias > Asesoría y Legal

Los costos hipotecarios se convirtieron en otro campo de peleas entre los bancos y los clientes, de la misma manera que la clausula suelo. Mas según aclaraciones recientes de la prensa nacional, la mayor parte de las sentencias sobre la devolución de los 2, son convenientes al cliente y los tribunales dan luz verde a recobrar las proporciones que los individuos damnificados piden, por medio de los abogados clausula suelo.

 

Mas si bien hay sentencias convenientes para los conceptos de costos notariales y de Registro de la Propiedad, 2 de los tres preceptos que conforman estos costos, el que muestra disparidad de criterios en el momento de retornarse a los individuos, es el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD).

 

La discrepancia aparece de la interpretación de la Ley entre la Salón Administrativa y la Salón Civil del Tribunal Supremo en relación a determinar el obligado tributario al pago del impuesto. Este criterio es el que representa el pago más voluminoso de la partida en el momento de formalizar esta clase de créditos, debido a que está materializado en el porcentaje sobre la escritura notarial, y que cambia según la Red social Autónoma donde se realice la operación, mas por la que los hipotecados abonan una media entre 3000 y 4000 euros.

 

Los expertos en temas financieros relacionados con la vivienda aseguran que el sendero más corto, no obstante, para recobrar su dinero, todavía es la vía fuera de la justicia, ya que deja llegar a un convenio con el banco sin la necesidad de pasar por los tribunales. Mas esto no en todos los casos se logra, lo que transporta a los damnificados a interponer solicitudes con letrado y procurador frente a un juez. Y las entidades financieras de este modo se ven obligadas por sentencia estable a la devolución de estos costos.

 

Porque el Tribunal Supremo manifiesta que siendo la entidad bancaria a favor de quien se forma la garantía hipotecaria, y consecuentemente en quien recae el beneficio de la inscripción registral, han de estar a su cargo los costos que esa inscripción ocasione. Consecuentemente, la cláusula de imposición de costos que hasta la actualidad se vino adjudicando a los contrayentes de una hipoteca, y sin su información anterior como vino dándose, resulta ser nula por exagerada. Y es la entidad bancaria la que debe enfrentar estos costes por haberlos encausado al cliente de forma incorrecta.

 

Se ve ser a esta altura, que la viabilidad que da la jurisprudencia más reciente con  los abogados clausula suelo (http://abogadosmadridlegal.es), es posible a la luz de las sentencias firmes en pos del cliente que demanda.