Los kiters rusos fueron los primeros en el mundo en cruzar el Estrecho de Yucatán en kites, estableciendo un récord mundial

/

Se finalizó la más difícil travesía de kite de los atletas rusos de Cuba a México por el Estrecho de Yucatán. Los participantes cubrieron la distancia de 231 km 250 m en 11 horas y 19 minutos. La velocidad media en la travesía fue de 20,4 km/h. Este evento deportivo y cultural se ha convertido en un símbolo de los profundos lazos fraternales entre los pueblos ruso y cubano. El equipo incluía al famoso kiter ruso Konstantin Aksenov (Carlito), el viajero y director de la compañía Sodis Vladimir Popov, los kiters experimentados Evgeny Yevtushenko y Anton Yakovlev.

A las 8:50 de mañana, Vladimir Popov fue el primero en partir desde la orilla de la Marina Gaviota de Cabo San Antonio en Cuba, seguido inmediatamente por Evgeny Yevtushenko y Konstantin Aksenov en kites. La velocidad del viento en la salida era de 20 nudos (37 km/h), y las olas alcanzaban una altura de 4-5 metros.

La travesía única dedicada al legendario kiter y surfista francés Arnaud de Rosnay se ha convertido en un acontecimiento destacado en la historia del kitesurf. Inicialmente, el evento estaba programado para el 10 de febrero, pero debido a las malas condiciones climáticas y un mal funcionamiento del barco de escolta, el inicio se pospuso varias veces.

“El equipo tuvo que hacer un trabajo serio en preparación para la travesía. Esto se refería no solo al entrenamiento físico, sino también a las pruebas de equipos y, por supuesto, a la interacción de los atletas en el agua, porque el récord lo debían establecer todos juntos. Tuvimos que enterarse de lo que comúnmente se conoce como fuerza mayor. 40 minutos después de la salida del equipo de Estambul a La Habana, comenzó un devastador terremoto en Turquía. Nos volamos justo antes del comienzo de esta catástrofe. Otra sorpresa desagradable fue la avería de la lancha durante la preparación. Debido a un mal funcionamiento, el inicio tuvo que posponerse varios días. Y el clima en sí mismo en el sitio de inicio no era adecuado. Cuba nos recibió con un ciclón. La travesía resultó muy difícil, al límite de las capacidades de todos los kiters”, dijo Vladimir Popov.
“Me gustaría señalar que esta ruta a través del Estrecho de Yucatán nunca antes ha sido recorrida por un kite. Para nosotros, la expedición fue una verdadera prueba, que el equipo superó con dignidad. Cada paso que dábamos estaba registrado por tres cámaras, que filmaban en modo continuo, y toda la ruta estaba registrada por siete rastreadores GPS. Ahora hemos presentado una solicitud al Libro de Récords de Rusia para registrar nuestro logro”, especificó Vladimir Popov.

Del lado ruso, el equipo contó con la asistencia de la Cámara de Comercio e Industria de Moscú, la compañía de viajes Sodis, el kiter experimentado Dmitry Naishuller y el director general de CGC Investments Alexander Belchikov, quienes brindaron a los atletas un apoyo organizativo y técnico integral. Por la parte cubana, la transición contó con el apoyo activo del Ministerio de Turismo de la República de Cuba, el Ministerio de Cultura de la República de Cuba, los atletas de Cubadeportes y la empresa de viajes Gaviota, que colocó a los participantes de la travesía en el Base turística y deportiva María La Gorda.

Los miembros del equipo ya tenían mucha experiencia en travesias internacionales conjuntos de kite. En 2018, el equipo internacional de 9 kiters cruzó 200 km a través del Océano Índico desde Mauricio hasta Reunión en 9 horas y 9 minutos. Esta travesía se convirtió en un récord mundial y también se incluyó en el Libro de Récords de Rusia.

La sexta travesía de kite de Bahamas a Miami por el Estrecho de Florida en febrero de 2022 fue destacada para Konstantin Aksenov y Vladimir Popov. Por entonses los kiters cubrieron la distancia de 108 km en 5 horas 55 minutos.

Kiter Konstantin Aksenov dijo que el kitesurf se ha convertido en un deporte olímpico que une a atletas y partidarios de diferentes países, incluso durante el período de restricciones turísticas y fronteras cerradas.

“Espero que tales travesias internacionales se lleven a cabo con más frecuencia y que diferentes países apoyen activamente a los atletas en la obtención de documentos para cruzar fronteras de una manera tan inusual. Estoy seguro de que esto ayudará a atraer a la gente de todo el mundo al kitesurf y hará que este deporte sea aún más popular entre los jóvenes y los atletas más experimentados. Pero el hecho de que esta disciplina se incluyera en el programa de los Juegos Olímpicos de 2024 ya es una gran victoria para todos los fanáticos del kitesurf”, dijo Konstantin Aksenov.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Moscú destacó la importancia de este tipo de eventos para fortalecer los lazos amistosos y deportivos entre los países.

“Cuando la gente participa en este tipo de eventos deportivos, donde se necesita mostrar fuerza, habilidades, perseverancia y hacer algo que otros nunca han hecho, siempre despierta en mí entusiasmo y admiración, me hace creer en el potencial inagotable del espíritu humano. Por lo tanto, como Presidente de la Cámara de Comercio e Industria, me complació ayudar en la organización de la travesía de kite más difícil de Cuba a México a un miembro de nuestra institución, la compañía de viajes más antigua «Sodis». Durante un viaje de negocios en Cuba, me reuní con el Ministro de Deportes del país, y también contacté a las autoridades mexicanas y les comenté sobre este interesante proyecto y pedí ayuda para organizar el evento. En efecto, sin el apoyo de los gobiernos de los dos países, la travesía no podría llevarse a cabo, ya que este evento está asociado al cruce de fronteras. Recibimos una respuesta positiva, nos ayudaron en la preparación de visas y otros documentos importantes. Entonces, gracias a los esfuerzos de varios países, varias instituciones sin fines de lucro, esta travesía se llevó a cabo. Los kiters rusos, habiendo superado la ruta más difícil, mostraron gran resistencia y fuerza moral, establecieron un nuevo récord. Y es genial, podemos y debemos estar orgullosos de ello”, dijo Vladimir Platonov, presidente de la Cámara de Comercio e Industria.