El Capital Humano

/

Tabla de Contenidos

Fabian Mastrócola
Ministerio de Capital Humano como gran articulador de los
planes sociales

El ministerio de Capital humano, propuesto por la Libertad Avanza, hace foco en la
necesidad de trabajar lo social desde una óptica distinta. Desde la nueva lógica de
Milei para trabajar en los presupuestos de educación, salud y trabajo que plantea
financiar con los recursos del estado la demanda y no la oferta, la articulación de los
planes sociales con trabajo en el sector privado encontraría una solución posible a
los 1,3/5 millones de beneficiarios de planes sociales.
Según datos del i.n.d.e.c la utilización de la capacidad instalada de la industria en
2023 es de es 60 a 68%, índice que incluye como máximo en capacidad instalada a
la industria petrolera con el 70%, pero decae a niveles del 40 a 55 % en otras
industrias, se puede analizar desde estos datos que existe la posibilidad de
aumentar, en un escenario productivo futuro un 40% la capacidad instalada lo que
demandaría empleo genuino. desde el área de trabajo se podría articular esta futura
demanda en empleo tomando como base los montos percibidos por planes sociales
y anexarlos por un periodo de tiempo como parte del salario total de los nuevos
puestos de trabajo demandados.
El gasto del estado en planes sociales alcanza la cifra de 4200 millones de pesos
por día en la argentina, en solo ocho meses se consumió el presupuesto previsto
para el año.
Si desde la economía financiera asoma como el gran problema la desactivación de
la bomba leliqs, desde la economía productiva la gran bomba a desactivar es el
monto de los planes sociales.
La mirada tradicional sobre los planes sociales tiene dos puntos de aceptación por
un lado la mirada asistencialista desde lo económico que se genera allí por el 2002,
con la creación de asistencia para los más necesitados, pero que a nuestros días se
ha convertido en una lógica de tipo clientelar de una solución que no resuelve el
problema de la pobreza, aunque sin embargo se ha constituido en gran reportadora
de votos a las maquinarías oficialistas.
La otra mirada en el inconsciente de la dirigencia, sobre todo en la oposición, es
cancelar los planes sociales tras seis meses mediante métodos de verificación de
plan por servicio y convertirlo en un futuro seguro de desempleo.
Desde el gobierno de Fernando De La Rua hasta la actualidad, los planes sociales
en sus diferentes variantes crecieron de la suma de 232000 a 1700000 al 2021.
2022 y 2023 debido al gasto que significan en el presupuesto nacional y el
desmanejo a través de sus intermediarios, lideres piqueteros, comenzaron a
hacerse verificaciones que redujeron en 200.000 los planes que cobraban personas
inexistentes.
De las dos miradas tradicionales ninguna se acerca a la mirada de Milei, una los
mantiene como plan clientelar a la maquinaria electoral, la otra se radicaliza solo en
esta visión y trabaja sobre su eliminación de privilegios.
Libertad avanza enfoca su mirada desde el punto de vista que el beneficiario de
planes sociales es una víctima del sistema y no un privilegiado, los planes sociales
deben desaparecer por la misma necesidad y oportunidad del beneficiario en un
mercado potente que ofrezca mejores oportunidades al beneficio.
la secuencialidad del programa económico de libertad avanza , imprime en las
políticas económicas de primera generación una impronta de crecimiento sostenido
de un 5 a 8% anual, duradero por 15 años consecutivos, las premisas de las
reformas de primera generación incluyen bajar la inflación, reducir la carga
impositiva al sistema productivo , una modernización laboral y una fuerte reducción
del déficit fiscal, por otro lado hace hincapié que el crecimiento económico privado,
no debe estar con el estado poniendo su pie regulatorio desbastador, solo hace falta
ver los datos de pobreza y marginalidad acrecentados en estos últimos 20 años.
Dicho plan de reformas apunta hacia una economía abierta y sustentable en el
tiempo, que den paso al crecimiento sostenido en los emprendimientos privados de
riesgo propio y no estatal. Los planes de 2da y 3ra generación solo son efecto de la
secuencialidad de los planes de 1ra generación, su extensión a 35 años vista para
alcanzar el producto per cápita de estados unidos, no vistos en manera secuencial y
de proyecto económico y social solo confunden es este momento. Los medios y la
oposición al no poder o con mala intención no siguen esta secuencialidad mezclan
las medidas de 1ra, 2da y tercera generación y los focalizan de forma desordenada
lo que la hace ver improvisada, entiéndase váuchers educativos, etc.
Desde el primer momento e implementación del plan de primera generación el
ministerio de capital humano, desde una óptica revolucionaria del enfoque social,
trabajara en las futuras generaciones creando a través de niñez, familia, salud,
educación trabajo la reinserción al futuro sistema de trabajo, de allí que la visión
sobre los planes sociales no puede cortarse de un día para otro y se disolverán en
el tiempo.
Existe, en caso de que Javier Milei acceda a la presidencia, una posibilidad de
articular 1.300.000 personas beneficiarios de planes sociales con el mundo del
trabajo privado. Las empresas en su mayoría poseen solo un 50 o 60% de
capacidad instalada, lo que da que apostando al futuro de crecimiento, la capacidad
instalada puede crecer hasta un 20 % en el peor de los casos, financiando con los
planes sociales mano de obra necesaria para alcanzar la suba de la capacidad
productiva, esto es que los planes sociales ,  como parte del salario y
no esperar a que desaparezcan fruto del crecimiento económico y social futuro, por
el contrario que el enorme presupuesto destinados a planes sociales contribuyan al
crecimiento económico genuino, e ingresar desde un presente caótico y millonario
en gasto para el estado, casi un 5% del PBI, en una política social virtuosa
financiando la demanda de trabajo y no la oferta, regla que atraviesa todo el circuito
de los planes de Libertad Avanza, que dicho sea de paso es la única fuerza que
presentó un plan de gobierno, tanto Juntos por el Cambio, como Unidos por la Patria
solo hacen foco en lo imposible de un proyecto, que ellos como fuerzas tradicionales
ni siquiera han presentado a la sociedad.