Las tres fases de la limpieza fin de obra

/

La limpieza posterior a una obra y beneficiosa y fundamental para contratistas, constructores y propietarios. Por lo general, se contratan servicios de limpieza de obra después de que se completan los trabajos de construcción o reformas, tales como la construcción de nuevas viviendas, la renovación de un techo, instalaciones de pladur, o demoliciones. Estos servicios de limpieza de obra pueden implicar desde limpiezas ligeras hasta limpiezas más profundas y completas, todos envuelven tres etapas de limpieza concretas.

Hay tres etapas o fases generales en las limpiezas de obra. Hay un plan de limpieza inicial, limpieza regular durante la propia construcción y limpieza posterior a la construcción, o como normalmente la conocemos, limpieza de obra. En cada una de las fases se facilita un grado particular de limpieza con tareas y rutinas específicas. Estas rutinas aumentan el nivel de seguridad en el lugar, además de permitir una mejor funcionalidad y acceso para el resto del programa de construcción.

Fase inicial

Los servicios iniciales de limpieza del sitio de construcción, generalmente comienzan cuando los electricistas y fontaneros han terminado con su parte en la nueva construcción. En este paso, se retiran adhesivos de las ventanas, se barre y elimina los restos de basura y escombros generados por los trabajos antedichos, mediante un barrido profundo y retirada del polvo acumulado. Una vez que se completan todas estas tareas, el sitio está listo para realizar más labores relacionadas con el proyecto.

Fase dos

En esta etapa, el personal de limpieza facilitará un grado de trabajo más detallo y enfocado. Estoy incluye una limpieza muy cuidadosa y meticulosa de áreas como baños, lavabos, duchas, inodoros, gabinetes, estanterías, encimeras, marcos de las puertas, ventanas, etc. El polvo, escombros y la suciedad depositados se limpian y desinfectan a profundidad.

Etapa final

En la última fase, el personal revisa una lista de tareas pendientes una vez que se termina toda la construcción. Esto incluye todos los detalles de limpieza necesarios para que la propiedad se vez perfecta para visitas o inauguración.

En Martrilimp somos conscientes de lo importante que es la limpieza tras un largo proceso de reforma. Por ello, le ofrecemos una limpieza exhaustiva de sus instalaciones eliminando todo tipo de suciedad generada tras la reforma: polvo, restos de yeso u hormigón, manchas de pintura, etc. En su negocio, piso particular, local, oficinas… nos comprometemos a dejarle sus instalaciones listas para entrar. Entre nuestras servicios de limpieza de obra se encuentran: limpieza de escombros, de suelos, de pisos, de locales y de cristales.

Para alcanzar los niveles óptimos de higiene en sus instalaciones, contamos siempre con el personal más cualificado y comprometido, y aplicamos la mejor y última tecnología, con productos de alta calidad específicos para cada superficie. Visite nuestra página web: www.martrilimp.es y conozca nuestros servicios y especialidades. No dude en contactar con nosotros para más información.

En Martrilimp somos conscientes de la responsabilidad que conlleva adquirir el compromiso del mantenimiento, limpieza y desinfección de un centro. Por eso, hemos hecho de la calidad en el servicio nuestra máxima prioridad.