10 millones de euros por dos residencias de ancianos

/

10 Millones por dos residencias de mayores en Madrid y Burgos

Urbas, a través de su filial Fortia, ha adquirido dos residencias de mayores en Madrid y Burgos por un total de 9,7 millones de euros. Esta operación forma parte del plan de expansión de Urbas en el sector residencial geriátrico y consolida su presencia a nivel nacional. Además, la compañía está estudiando nuevos proyectos de residencias de mayores en Andalucía y Murcia, así como de ‘senior living’ en la Comunidad de Madrid. Si está buscando residencias de mayores en Madrid con plazas libres recuerde que puede acceder a Residencias y Salud

Residencias adquiridas

La primera residencia adquirida se encuentra en Valdeolmos-Alalpardo, en Madrid. Actualmente, cuenta con 116 plazas y está plenamente operativa. Sin embargo, Urbas tiene previsto ampliar su oferta de servicios próximamente con una unidad específica de salud mental para mayores, que estará gestionada por personal médico y asistencial altamente cualificado.

La segunda residencia adquirida está ubicada en Roa de Duero, en la provincia de Burgos. Las obras de construcción acaban de finalizar y se espera que la residencia esté en funcionamiento en aproximadamente tres meses, con un total de 91 plazas.

Estas adquisiciones forman parte del plan de inversiones del área de negocio de ‘Healthcare y Servicios’ de Urbas, con el objetivo de posicionarse como uno de los principales actores del sector. La compañía planea desarrollar y gestionar más de 10.000 plazas residenciales y sociosanitarias hasta 2030.

Además, Urbas está trabajando en el diseño de una plataforma tecnológica para servicios digitales de hospitalización domiciliaria y en residencias en conexión con hospitales, llamada uHealthCare. Esta plataforma forma parte del área de I+D de la compañía y busca mejorar la calidad de los servicios ofrecidos a los mayores.

El presidente y CEO de Urbas, Juan Antonio Acedo, ha destacado las oportunidades de crecimiento que ofrece el mercado español en el segmento de las residencias de mayores, ‘senior living’ y ‘senior housing’. España se enfrenta a un déficit de más de 70.000 plazas residenciales y se prevé que esta cifra aumente en 11.000 plazas anuales debido al envejecimiento de la población.

Senior Living

El senior living, también conocido como vivienda para personas mayores o residencias para adultos mayores, se refiere a comunidades o instalaciones diseñadas específicamente para brindar alojamiento y servicios a personas mayores de edad. Estas comunidades suelen ofrecer viviendas independientes o asistidas, con servicios como comidas, actividades recreativas, atención médica, servicios de limpieza y seguridad. El objetivo del senior living es proporcionar un entorno seguro y enriquecedor para que las personas mayores puedan vivir de manera activa y cómoda, con acceso a servicios y actividades que satisfagan sus necesidades y promuevan su bienestar físico, emocional y social.

Llegada de inversores extranjeros al sector de las residencias de mayores

Pros de la llegada de inversores extranjeros al sector de las residencias de mayores y los geriátricos:

  • Inversión económica: Los inversores extranjeros pueden inyectar capital significativo en el sector, lo que puede conducir a mejoras en la infraestructura, tecnología y calidad de los servicios ofrecidos en las residencias de mayores y geriátricos.
  • Creación de empleo: La llegada de nuevos inversores puede generar nuevas oportunidades de empleo tanto para el personal sanitario como para los trabajadores de apoyo en el cuidado de los mayores. Esto podría disminuir la tasa de desempleo y fomentar el desarrollo económico local.
  • Transferencia de conocimiento y mejores prácticas: Los inversores extranjeros pueden traer consigo conocimientos y experiencias de otros mercados y países, lo que puede conducir a la implementación de mejores prácticas en el cuidado de los mayores. Esto podría mejorar la calidad de vida de los residentes y su bienestar general.
  • Mejora de la calidad: La entrada de inversores extranjeros en el sector podría crear una competencia saludable entre diferentes proveedores de servicios. Esta competencia podría llevar a una mejora generalizada de la calidad de las residencias y geriátricos, ya que se esforzarían por ofrecer servicios superiores para atraer a más clientes.
  • Innovación y tecnología: Los inversores extranjeros pueden introducir tecnología y soluciones innovadoras en el cuidado de los mayores. Esto podría optimizar los procesos, mejorar la eficiencia y la atención médica, así como facilitar la comunicación entre los residentes y sus familias.

Contras de la llegada de inversores extranjeros al sector de las residencias de mayores y los geriátricos

  • Priorización del lucro sobre el cuidado: Existe el riesgo de que los inversores extranjeros enfoquen principalmente en obtener beneficios económicos y descuiden la calidad del cuidado de los residentes. Esto podría llevar a una falta de personal adecuado, reducción de los recursos médicos y falta de atención individualizada.
  • Pérdida de control local: La llegada de inversores extranjeros podría significar una disminución en el control y la autogestión de las residencias y geriátricos locales. Esto podría impactar en la toma de decisiones y en la adaptación de servicios a las necesidades específicas de la comunidad.
  • Homogeneización de los servicios: Es posible que los inversores extranjeros busquen estandarizar los servicios para maximizar la eficiencia y reducir costos. Esto podría llevar a una pérdida de diversidad y personalización en el cuidado de los mayores, ya que se pueden implementar aspectos más genéricos y uniformes en todas las residencias.
  • Desplazamiento de inversionistas locales: La entrada de inversores extranjeros podría desplazar a los inversionistas locales, lo que podría tener un impacto negativo en la economía local. Esto podría resultar en una falta de oportunidades para los inversionistas y empresas locales, lo que podría generar tensiones económicas y sociales.
  • Barreras culturales y de comunicación: La presencia de inversores extranjeros podría generar barreras culturales y de comunicación entre el personal y los residentes. Esto podría afectar la calidad, la eficiencia y la atención personalizada, ya que el personal puede tener dificultades para entender y atender las necesidades individuales de los mayores si hay dificultades de comunicación.

Conclusión

En resumen, Urbas ha adquirido dos residencias de mayores en Burgos y Madrid por un total de 9,7 millones de euros. Con estas adquisiciones, la compañía consolida su presencia en el sector residencial geriátrico a nivel nacional. Además, está estudiando nuevos proyectos en Andalucía, Murcia y la Comunidad de Madrid. Con su plan de inversiones, Urbas busca posicionarse como uno de los líderes del sector, desarrollando y gestionando más de 10.000 plazas residenciales y sociosanitarias hasta 2030. También está trabajando en el diseño de una plataforma tecnológica para mejorar los servicios ofrecidos a los mayores.

 

 

Foto de Pexels