Tribunal Supremo anula matrimonio de un anciano con Alzheimer

/

El Tribunal Supremo anula el matrimonio de un anciano con Alzheimer

El Tribunal Supremo ha rechazado en una sentencia el matrimonio de una pareja debido a la falta de consentimiento por parte de uno de los cónyuges. En este caso, los hijos de un hombre de 80 años con Alzheimer llevaron el matrimonio de su padre a los tribunales, argumentando que su capacidad mental estaba comprometida en el momento de la boda. A pesar de haber dado su consentimiento en el “sí, quiero”, el tribunal consideró que su deterioro cognitivo invalidaba el matrimonio. La nulidad del matrimonio se suma a la previa nulidad del testamento del hombre, también por falta de capacidad.

El Tribunal Supremo respaldó la decisión de los hijos y afirmó que no puede haber matrimonio si no hay consentimiento matrimonial, haciendo referencia al artículo 73 del Código Civil. El tribunal destacó el avanzado estado de Alzheimer del hombre, argumentando que no tenía la capacidad natural para comprender el compromiso matrimonial y sus consecuencias.

Caso en el Tribunal Supremo

El Tribunal Supremo ha establecido que el mero acto de casarse no siempre es suficiente para que un matrimonio sea válido. En una sentencia reciente, el tribunal rechazó la legalidad del matrimonio de una pareja debido a “falta de consentimiento”.

Los hijos de un hombre de 80 años que sufre de Alzheimer llevaron el segundo matrimonio de su padre a los tribunales, argumentando que el matrimonio debería considerarse nulo debido al estado mental de su progenitor en ese momento.

La disputa legal se originó en noviembre de 2013, cuando los cuatro hijos presentaron una demanda debido a la incapacidad de su padre, quien había sido diagnosticado con Alzheimer en 2011.

A pesar de su enfermedad, el hombre contrajo matrimonio con la hermana de su difunta esposa en febrero de 2014. Poco después, realizó una modificación a su testamento, incluyendo a los hijos de su segunda esposa. A finales de ese mismo año, la mujer obtuvo la custodia del hombre.

El deterioro cognitivo del anciano fue confirmado por un informe forense realizado en mayo de 2014, el cual describía su discurso lento y empobrecido, su desorientación en tiempo y espacio, su incapacidad para llevar a cabo actividades cotidianas y la necesidad de supervisión para mantener su integridad física y mental.

Este informe coincide con testimonios de amigos y vecinos cercanos al hombre, quienes eran conscientes de su realidad diaria y daban cuenta de su incapacidad para reconocer dinero y documentos bancarios.

Conflicto legal entre los hijos y la nueva mujer

Los hijos del hombre decidieron presentar una demanda para anular el testamento poco tiempo después de su fallecimiento en 2017. El tribunal declaró la nulidad del testamento debido a la falta de capacidad del hombre para otorgarlo.

Sin embargo, el tema más debatido fue la nulidad del matrimonio. Uno de los hijos presentó una demanda ante un tribunal en junio de 2021, el cual estimó la demanda y declaró la nulidad del matrimonio.

La Audiencia Provincial de Bilbao apeló esta decisión, argumentando que la acción de nulidad no podía llevarse a cabo después de transcurridos más de cuatro años. Sin embargo, el Tribunal Supremo volvió a dar la razón a los hijos del hombre fallecido, destacando el avanzado estado de Alzheimer del esposo y señalando que no puede haber matrimonio sin consentimiento matrimonial.

Sentencia del Tribunal Supremo

La reciente sentencia del Tribunal Supremo de España ha generado un profundo debate sobre el tema de la anulación del matrimonio en casos de enfermedades neurodegenerativas, como el Alzheimer. En un fallo histórico, el Supremo reconoce que el matrimonio puede ser anulado si uno de los cónyuges padece esta enfermedad, lo que ha generado reacciones tanto a favor como en contra.

Antes de entrar en el debate, es importante comprender qué implica la anulación del matrimonio y por qué el Alzheimer es una enfermedad que ha sido considerada relevante en este contexto.

La anulación del matrimonio es una situación jurídica por la cual se declara que el vínculo matrimonial nunca existió. A diferencia del divorcio, que disuelve el matrimonio, la anulación lo considera nulo desde su inicio. Aunque los motivos para la anulación pueden variar dependiendo de la legislación de cada país, en general se basan en el incumplimiento de requisitos legales para contraer matrimonio.

En el caso específico del Alzheimer, una enfermedad neurodegenerativa progresiva que afecta principalmente la memoria y el pensamiento, se argumenta que puede ser un motivo para la anulación del matrimonio debido a que afecta el pleno conocimiento y la voluntad de una de las partes en el momento de la boda.

Capacidad de consentimiento

En la sentencia del Tribunal Supremo, se establece que el Alzheimer puede afectar la capacidad de consentir el matrimonio y, por lo tanto, el vínculo podría ser considerado nulo. Sin embargo, es importante destacar que esta decisión no sienta un precedente absoluto, sino que cada caso deberá ser analizado de forma individual y en base a la evidencia presentada.

Esta sentencia ha sido celebrada por aquellos que consideran que la enfermedad de Alzheimer limita la capacidad de una persona para tomar decisiones conscientes y plenamente informadas, incluyendo el consentimiento matrimonial. Argumentan que la anulación del matrimonio en estos casos no solo protege los derechos de la persona con Alzheimer, sino también los derechos de su pareja y la institución del matrimonio en general.

Al igual que con el matrimonio, los enfermos de Alzheimer pueden ingresar en residencias de ancianos si así lo dictamina un juez. Y es la única forma de hacer un ingreso involuntario.

Polémica sobre la sentencia

Por otro lado, existen quienes critican esta sentencia argumentando que la anulación del matrimonio en casos de Alzheimer va en contra de los principios fundamentales del matrimonio y el respeto a la autonomía de la voluntad de cada individuo. Afirman que la enfermedad de Alzheimer no debería ser motivo suficiente para anular un matrimonio y que esto podría abrir la puerta a la discriminación y la vulneración de derechos.

En medio de este debate, es importante tener en cuenta las posibles consecuencias prácticas de la anulación del matrimonio en casos de Alzheimer. Por un lado, algunos argumentan que esta medida podría proteger a la persona con la enfermedad de posibles abusos y decisiones tomadas en su nombre sin su consentimiento pleno. Por otro lado, existe la preocupación de que la anulación del matrimonio pueda dejar en una situación de vulnerabilidad legal y económica a la persona con Alzheimer, especialmente si no cuenta con medidas de protección adecuadas, como una tutela o un poder legal.

Equilibrio entre los derechos y la protección de personas con Alzheimer

En cualquier caso, es fundamental encontrar un equilibrio entre la protección de los derechos de las personas con Alzheimer y el respeto a sus deseos y autonomía. La decisión de anular un matrimonio en casos de Alzheimer no debería tomarse a la ligera y debe basarse en un análisis riguroso de cada situación individual.

Además, esta sentencia ha puesto de manifiesto la necesidad de contar con una legislación clara y actualizada que aborde de manera adecuada la problemática de las enfermedades neurodegenerativas y su impacto en las relaciones de pareja. Es necesario llevar a cabo un debate amplio y profundo sobre este tema, que involucre a expertos en el campo de la medicina, la bioética y el derecho, para lograr un enfoque equilibrado y respetuoso de los derechos humanos.

Conclusión

En conclusión, la sentencia del Tribunal Supremo sobre la anulación del matrimonio en casos de Alzheimer ha desatado un debate profundo y necesario sobre cómo abordar esta problemática. Mientras algunos la celebran como una medida de protección de los derechos de las personas con Alzheimer, otros la critican argumentando que vulnera el principio fundamental de autonomía de la voluntad. En medio de estas posturas encontradas, es necesario encontrar un equilibrio que proteja los derechos de las personas con Alzheimer sin vulnerar sus deseos y autonomía. Además, es fundamental contar con una legislación clara y actualizada que aborde de manera adecuada esta problemática, considerando la voz de expertos en medicina, bioética y derecho. Solo a través de un debate informado y respetuoso se podrán establecer políticas que protejan los derechos de todos los involucrados en este tema tan sensible. Como puede ser que sus familiares busquen residencias de ancianos en Madrid para hacer el ingreso.

 

Foto de Pexels