Madrid aumenta el presupuesto para residencias de mayores

/

Madrid aumenta un 20% sus presupuestos para el año 2023: ¿Un impulso para las residencias de mayores?

Madrid aumenta un 20% el presupuesto para residencias de mayores . Esta medida se lleva a cabo mientras se destina un aumento del 20% de los presupuestos, es decir, 327 millones de euros, a empresas privadas. Este incremento de 56 millones de euros con respecto al presupuesto anterior ha generado gran controversia.

La falta de plazas públicas en residencias de la Comunidad de Madrid es un problema alarmante. Actualmente, solo existen 65 residencias de titularidad pública, tanto de gestión directa como indirecta, frente a los casi 500 centros que existen en total. Esta cifra resulta claramente insuficiente para satisfacer la creciente demanda de atención residencial a personas mayores con dependencia. En septiembre, la lista de espera para acceder a este servicio alcanzó las 2.098 personas, lo que demuestra la urgente necesidad de contar con más plazas públicas. Encuentre residencias de mayores en Madrid.

Preocupante falta de residencias de mayores públicas

Estos datos reflejan una preocupante falta de inversión en las residencias de mayores de la Comunidad de Madrid y una apuesta decidida por la gestión privada. El incremento de los presupuestos destinados a empresas privadas en un 20% contrasta con la eliminación de plazas públicas, lo que genera dudas sobre las prioridades del Gobierno de Ayuso. La atención a las personas mayores y la garantía de su bienestar deberían ser aspectos primordiales, por lo que es necesario revisar y considerar alternativas que permitan satisfacer la demanda creciente de plazas en residencias públicas.

Sin embargo, en lugar de aumentar el presupuesto para garantizar una atención de calidad a las personas mayores, la Comunidad de Madrid ha decidido recortar aún más en las residencias públicas. Esta decisión ha generado una gran preocupación entre diferentes sectores que defienden los derechos de los mayores.

En primer lugar, cabe destacar que la Comunidad de Madrid cuenta con solo 65 residencias de titularidad pública, una cantidad claramente insuficiente para satisfacer la creciente demanda. La lista de espera para el servicio de atención residencial a personas mayores con dependencia se sitúa en 2.098 personas en el mes de septiembre. Esta situación evidencia la necesidad de aumentar las plazas públicas en lugar de reducirlas.

Situación actual

Desde que Isabel Díaz Ayuso asumió el cargo en 2019, los recortes en las residencias de mayores han sido una constante. En ese año, la red de residencias contaba con 6.258 plazas 100% públicas, pero para 2022 esta cifra había disminuido a 6.221. Para 2024, se espera que la cifra se reduzca aún más, llegando a 6.189 plazas. Esto significa una disminución de 32 plazas en comparación con el presupuesto anterior.

A su vez, se observa un aumento en las plazas concertadas y de gestión indirecta, llegando a 16.827 plazas en 2024. Esto refleja la preferencia del Gobierno de Ayuso por la privatización de estos servicios, en lugar de fortalecer la atención pública.

Recortes

Estos recortes presupuestarios también implican una reducción en la plantilla de personal de las residencias. Según el sindicato CCOO, los nuevos pliegos de licitación para la gestión de tres residencias públicas implicarán una disminución de la plantilla y no se cumplirá con la ratio exigida de profesionales en diferentes especialidades como enfermería, fisioterapia, psicología, personal de limpieza y cocina.

Esta situación genera un gran impacto en la calidad de atención que reciben los mayores en estas residencias. Además, también afecta a los tiempos de espera para conseguir una plaza en una residencia, que actualmente se sitúa en una media de 285 días en la Comunidad de Madrid, superando el plazo máximo establecido por ley.

Ante esta situación, diferentes actores como la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes en Servicios Sociales y la plataforma PLADIGMARE han manifestado su preocupación y han reclamado un mayor compromiso por parte del Gobierno de la Comunidad de Madrid para garantizar una atención de calidad a las personas mayores.

Conclusión

En conclusión, los recortes presupuestarios en las residencias de mayores en la Comunidad de Madrid han generado un gran debate y preocupación. La reducción de plazas públicas y el aumento de las plazas privadas reflejan una clara orientación política del Gobierno hacia la privatización de estos servicios. Esta situación pone en riesgo la calidad de atención a los mayores y prolonga los tiempos de espera para conseguir una plaza en una residencia. Es necesario que se revisen estas decisiones y se destinen mayores recursos a las residencias públicas para garantizar una atención digna y de calidad a las personas mayores. Si está buscando residencia, utilice el buscador de residencias de mayores.

 

 

Foto de Piqsels