Tendencias, equipamiento y tecnología en hotelería

/

Del 6 al 8 de marzo tuvo lugar en Madrid la séptima edición de la feria más esperada del mundo horeca. HIP, Horeca Professional Expo, acogió durante 3 días a 619 firmas expositoras y 607 referentes del sector que compartieron sus experiencias y conocimientos.

Más de 35.000 profesionales han asistido a HIP 2023 para conocer las últimas tendencias, innovaciones y tecnologías del mercado y aprender de los referentes del sector F&B que han compartido los puntos clave de sus negocios para seguir motivando a la industria y su crecimiento.

Para cerrar esta jornada de entrevistas, mesas redondas y ponencias, Iván Cotado, Interiorista Estratégico y Director Creativo, presentó y co-organizó el espacio Design & Experience. En él tuvo lugar la mesa redonda que trataba sobre las Tendencias, equipamiento y tecnología en hotelería, moderada por Alberto de la Cámara, Design Director de Livit Design y formada por Anna Ararà Font, Arquitecta y Diseñadora de interiores de Brucs y Ricardo Suárez Abuin, Responsable de Desarrollo de Negocio de Sutega.

Alberto de la Cámara moderó esta charla donde dio valor a todos los elementos, tanto tangibles como intangibles, que influyen a la hora de crear un concepto de hotelería que den respuesta a las nuevas necesidades de los clientes y que generen una propuesta de valor. Elementos como la iluminación o el sonido se pueden pasar por alto o incluso no ser prioritarios para las empresas, no obstante, seguir una estrategia de ambientación que acompañe al cliente durante todo el día, incluso a sus momentos de consumo es una apuesta segura para generar experiencias y ambientes en los que los clientes se sientan cómodos, que les haga querer repetir.

Para Ricardo Suárez Abuin lo primero es conocer al cliente, cuales son sus necesidades, en qué punto están y que quieren conseguir. A partir de esa información previa empiezan a construir y diseñar de manera conceptual para ofrecer soluciones tecnológicas a medida. El objetivo es seleccionar o crear tecnología que aporte valor al concepto y genere el mayor impacto en la experiencia de los usuarios finales.

La acústica, la iluminación y la textura de los materiales son partidas en las que las empresas suelen recortar presupuesto y que a la hora de crear un concepto y diseño óptimo son la base fundamental. Trabajar de la mano con los equipos involucrados de los proyectos también marca la diferencia para llegar al éxito, interioristas, arquitectos y diseñadores deben de dar respuesta a lo que el cliente quiere conseguir. Anna Ararà Font confirma que la rugosidad de las paredes, la presencia del color verde y la calidez son factores que están cobrando importancia para generar sensaciones y comodidad al cliente final.

El modo de consumo de los clientes cambia constantemente y una tendencia que se está convirtiendo en una realidad es la búsqueda de espacios multiusos dentro de los conceptos hoteleros. Alberto de la Cámara compartió que adoptar una estrategia utilizando elementos más intangibles como es la iluminación o la acústica, y elementos más tangibles que faciliten la adaptación de esos espacios físicos ayudan a crear una experiencia que dé respuesta a esta nueva necesidad.

Poner al usuario final en el centro de la toma de decisiones supone la diferencia entre crear un concepto memorable o uno pasajero. Las tendencias y modas han demostrado ser pasajeras, pero adaptarlas para dar respuesta a lo que busca el cliente es lo que marca la diferencia y genera una propuesta de valor duradera en el tiempo.